T/ 986 84 02 23 | M/ 678 195 649
info@drdiazbermudez.com

Llega el primer tratamiento tópico para la disfunción eréctil.

La industria farmacéutica amplía el abanico de posibilidades para el tratamiento de la disfunción eréctil, con un producto muy eficaz y mucho más cómodo y menos agresivo que los existentes hasta el momento. Se trata de una crema que con una simple aplicación de dos gotas evita el uso de píldoras o inyecciones.

Hasta ahora, existía la posibilidad de optar por los comprimidos que se toman por vía oral (cuya marca comercial más famosa es el Viagra), un tratamiento con gel, cuya aplicación es complicada porque hay que introducirlo en la uretra y frotar, y la opción que se presenta cuando esto falla que es inyectando Caverjet, un producto muy eficaz pero un tanto agresivo.

La gran novedad es un fármaco que aplicando un par de gotas de una crema que se aplica en la entrada de la uretra en la punta del pene, y esperando 30 segundos a que absorba ya está aplicado. Luego en poco más de 5 minutos actúa ofreciendo una erección que podría llegar a una hora y media.

La comodidad es una de las ventajas que ofrece esta crema, pero además el fármaco es mucho más potente que la medicación oral y sin necesidad de pincharse en el pene. A todo esto abría que sumar el beneficio económico que representa ya que la unidad cuesta unos 46 euros y sirve para cuatro aplicaciones. Un dato importante si tenemos en cuenta que hablamos de productos que no están cubiertos por los seguros médicos.

La sustancia útil que se utiliza es la PGE1 cuyo efecto es la dilatación de las arterias del pene y la relajación de la fibra muscular de modo que ayuda a rellenar de sangre el miembro y se produce la erección. La novedad está en que junto a la sustancia activa lleva otra que favorece la permeación y absorción del medicamento, de modo que la aplicación es mucho más sencilla, rápida y práctica.

Y las ventajas son varias. No produce irritación dentro de la uretra como la que provocan los bastoncillos que se utilizan con otros productos anteriores. Tiene un efecto solo local, en el pene, evitando interferencias con otros medicamentos o con la ingesta de alcohol como las píldoras. Es activo en el 83% de los pacientes. Es más potente que el tratamiento por vía oral (como el Viagra y otros similares). Y por último, y una de las ventajas más importantes, es que no conlleva riesgos para quienes tengan patologías cardíacas, ni para hipertenso o diabéticos.

Eficacia probada

La acción de la crema es rápida y permite su utilización en cualquier momento. Otros productos requieren una preparación que impide relaciones espontáneas. Y, además, este producto aprovecha una droga muy cuya eficacia está muy probada. La novedad es la forma de aplicarse. Así ganamos en comodidad y garantías sanitarias.
Tiene muy pocas contraindicaciones.

Recordamos que la disfunción eréctil es una patología normal que afecta al 10 % de los hombres entre 40 y 50 años y al 35% de los que tienen entre 60 y 70. Es también importante consultar al médico por la impotencia puede ser la manifestación de vasculopatías que pueden derivar en enfermedades mucho más graves